Steve Jobs – Discurso en la Universidad de Stanford 2005

  • Alinde Basarian G
  • Tagged , , , ,
  • 26 marzo, 2020
  • steveJobs

    ¿Que puedo escribir sobre Steve Jobs que no se haya escrito?

    Realmente NADA, pero quiero compartirles como unos de sus discursos cambio la forma en que veo las cosas. Me refiero a el famoso discurso de Stanford el cual he visto 5 veces en distintos momentos de mi vida, pero fue hasta la quinta vez cuando finalmente entendí su verdadero significado y llego en un momento en que lo necesitaba más que nunca.

    En Octubre de 2011 me encontraba trabajando en una consultoría y llevaba aproximadamente un mes sintiéndome de los mil demonios, realmente era una pesadez acudir a ese lugar, contaba las horas esperando que dieran las 6 para poder irme.

    ¿El motivo? No era lo que esperaba, sacrifique algunas cosas al entrar ahí, esperando que obtendría otras y a final de cuentas lo que único que estaba logrando era una amargura y frustración irresistible.

    Fue cuando ocurrió el triste incidente de la muerte de Steve y decidí volver a visualizar el discurso y entraba como anillo al dedo a lo que estaba viviendo.

    El cierre de la empresa donde trabajaba antiguamente había sido un duro golpe que 15 meses después no lograba superar, (justo como la vez que despidieron a Steve de Apple) hoy me he dado cuenta que necesitaba esa medicina y trabajo día con día mejorando los errores y esperando el momento en que los puntos se conectaran.

    Adicionalmente estaba en un lugar que no me agradaba y durante semanas la respuesta a la pregunta fue NO. ¿Qué pregunta? Lo mismo que Steve se preguntaba al espejo cada mañana:

    “Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿me gustaría hacer lo que estoy a punto de hacer?

    Además no amaba lo que realizaba en ese empleo, por lo que decidí renunciar, confiando en que todo iba a salir bien y así fue.

    Finalmente el cierre de la empresa provoco que varias quincenas no pudiera percibir mi salario, eso me ha enseñado a ser más desprendido de lo material y no preocuparme tanto por el dinero, actualmente siempre que existe un riesgo o veo algo  que quiero hacer y no estoy seguro de realizarlo, recuerdo que voy a morir, por lo que no tengo nada que perder.

    Hay grandes enseñanzas en estos 15 minutos, por lo que dejo el enlace esperando que pueda ayudarles a entender como lo hizo conmigo.

    Este texto fue escrito originalmente en Noviembre del 2011.

     

    Share and Enjoy

    • Facebook
    • Twitter
    • Delicious
    • LinkedIn
    • StumbleUpon
    • Add to favorites
    • Email
    • RSS

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *